Follow by Email

martes, 13 de diciembre de 2011

Análisis de Racing


El delantero con dos caras.




Si uno le decía a un hincha de Racing antes del comienzo del Apertura que iban a salir segundos, posiblemente lo firmaban. Aunque también hubiesen imaginado un equipo peleando palmo a palmo el torneo, coronando el subcampeonato con un ingreso a la Libertadores 2012 (copa que no juega desde el 2003) pero nada de eso pasó. Terminó siendo ni chicha, ni limonada porque no entró en la Copa y tampoco peleó el torneo a pesar de terminar detrás del campeón -a doce puntos- .

El arranque fue el esperado para un equipo que contó con Saja, Licht, Pelletieri, Yacob, Teo Gutierrez, Lucas Castro y Hauche entre otros. Se mantuvo invicto con cuatro triunfos e igual cantidad de empates en las primeras ochos fechas, en la siguiente consiguió un buen empate frente a San Lorenzo como visitante. Sin embargo, el equipo recibía pocos goles más por la actuación de su arquero que por la solidez defensiva pero enfrente Teo andaba derecho con el arco rival.

Aunque llegó el clásico ante Independiente y justamente su estrella colombiana decidió arrancar con declaraciones polémicas como ¨me veo contando el dinero ganado luego del partido ante nuestro rival¨ o ¨Boca no juega a nada¨, y lamentablemente para él nunca más volvió a su nivel, algo que los de Simeone sufrieron en la cancha, tanto en el vestuario como frente a los micrófonos.

Así por responsabilidad suya y de sus compañeros, la división del grupo más los planteos erróneos de su DT, conspiraron en contra del rendimiento futbolístico. El clásico fue 1-1 pero nada fue lo mismo porque se siguió con cuatro empates más mientras que en el medio Teo llegó ¨descompuesto¨ y no viajó al 0-0 en San Juan.

La sonrisa la recuperó frente a Argentinos Juniors en la 14° fecha (1-0) en casa, llegando a la última chance que se le presentaba para prenderse en la pelea con Boca a siete puntos. Y allí nuevamente Teo fue protagonista por su irresponsabilidad, porque regresó tarde de Colombia (un día antes del partido) jugó y encima se hizo expulsar tontamente dejando a su equipo con 9. Empate 0-0 en La Boca y despedida del campeonato.

Para colmo en la siguiente jornada Belgrano le arrebató el invicto en el Cilindro, derrotándolo 3-2. Ya fuera de toda pelea ganó dos partidos seguidos y cuando volvía a pelear por algo (debía ganarle a Vélez y esperar un empate de Godoy Cruz para ir a la Libertadores), falló cayendo en Liniers.

Racing pagó muy caro los errores cometidos dentro y fuera de la cancha, de jugadores, DT y dirigentes (Molina-Podestá) que se pelearon por unos votos en la nueva elección. Deberá trabajar para el Clausura, ya que cuenta con un buen plantel y jugará sólo un torneo mientras que sus principales competidores afrontarán dos.

Números de Racing:

Ganó: 7.

Empató: 10.

Perdió: 2.

Puntos: 31.

Marcó 16 y recibió 8.

Goleador: Teófilo Gutierrez (6).

No hay comentarios:

Publicar un comentario